Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Halloween

Imagen
Es su noche, la gran noche, cuando los monstruos pueden salir, mezclarse con la gente, pasear como si nada y hasta comer regaliz. Es la noche, la gran noche, noche de Halloween. Monstruos,  vampiros, fantasmas y momias. Gatos muy negros y brujas con cofias. Hombres lobos que aúllan, búhos que ululan, ratas y arañas peludas.


Esqueletos sonrientes y zombis malolientes. Todos se preparan, se reparan, se dan lustre, se acicalan.


-¡Al fin, por fin, llegó, ya está aquí, Halloween! Y todos contentos y bien arreglados salen a la calle en grupos, de dos, de tres o de cuatro. Es su noche, la gran noche, cuando los monstruos pueden salir, mezclarse con la gente, pasear como si nada y hasta comer regaliz. Es la noche, la gran noche, noche de Halloween. Esta noche no sabrás

Aburrimiento

Imagen
Cuando el príncipe Adrián se aburría se ponía de lo más insoportable. -Me aburro -se quejaba a la reina. -Me aburro -le contaba al rey. -Me aburro -se quejaba a su paje. -Me aburro -le decía a la cocinera, el jardinero, los guardias, las doncellas, el bufón, las hormigas, los pájaros y a un señor con mostacho que pasaba por allí. Por fortuna, esto no solía pasar muy a menudo ni duraba demasiado. Hasta que llegó un día que, nadie sabe por qué, el aburrimiento no se iba y el príncipe Adrián estuvo todo el día quejándose de aburrimiento en todos los tonos de voz posibles.

Lo decía muy bajito. -Me aburro. Lo decía gritando: -¡Me aburro! Lo decía triste. Lo decía enfadado. Lo decía al revés: -Orruba em. En inglés: