Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

El señor Abrigo

Imagen
El señor Abrigo llegaba siempre a Ciudad Alegre con la primera nevada del año... o tal vez era la primera nevada del año la que llegaba siempre con el señor Abrigo.  A saber. Fuere el uno primero y la otra después o la otra primero y el uno después, el caso es que, en cuanto el primer copo de nieve comenzaba a caer, se escuchaba a lo lejos el “ring ring” del timbre rojo de la roja bicicleta del señor Abrigo. Y antes de que el segundo copo tocara el suelo, la gente ya estaba llenando las aceras, las ventanas, los balcones, las puertas de las tiendas y hasta alguna farola, para ver al señor Abrigo dar su primer paseo por la ciudad y darle la bienvenida: -¡Bienvenido señor Abrigo! -gritaban. -¿Cómo está usted, señor Abrigo? -le decían. -¡Qué alegría verle de nuevo, señor Abrigo! -le saludaban. Y el señor Abrigo, sin detenerse, sonreía, agitaba la mano y contestaba: -¡Hola, hola, hola! ¡Qué gusto estar aquí de nuevo! ¡Hola, hola, hola!

Y seguía pedaleando por toda la ciudad mientras la gente -co…

Pajarito Pajarete

Imagen
Pajarito Pajarete, pequeñito, vago y regordete, no quiso volar hasta el sur: -¡Qué pereza! -protestaba- ¡Qué cansado! ¡Vete tú! Yo este año me quedo. Volar tanto me da una pereza... Y por mucho que sus amigos lo intentaron, por mucho que su familia lo empujó, Pajarito Pajarete se cruzó de brazos y a moverse se negó. El invierno estaba muy cerca, no podían esperar más, así que se encogieron de hombros y dejaron a Pajarito en paz. Prepararon sus maletas y se dispusieron a viajar. Y Pajarito Pajarete, pequeñito, vago y regordete, tras decir adiós a todos, se quedó en casa tan ricamente. El calor fue desapareciendo, las nubes fueron llegando, las noches se fueron alargando y el frío fue, poquito a poco, aumentando. El otoño -marrón, amarillo y rojo- fue acabando y el invierno -blanco, gris y azul- asomó la nariz:


-¡Brrrrr, qué frío! -se quejaba Pajarito Pajarete- ¡Brrrr, qué horror! ¡Qué frío tan helador! ¡Si parece que viva en un congelador! Pajarito Pajarete, que nunca había usado ropa, tuvo qu…