Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

Caperucita: la verdadera historia

Imagen
Todos conocen la historia de Caperucita Roja, esa que ella ha contado a quien ha querido escucharla y que hasta está escrita  en los libros, pero a mí... ¿Quién me ha preguntado? ¿Tú me has preguntado? ¿Ella me ha preguntado? ¿Alguien me ha preguntado? ¿No? Pues aunque no me hayáis preguntado yo, hoy, os lo voy a contar.
Me llamo Lobo, de apellido Feroz y vengo hoy a contaros lo que aquel día ocurrió.

La culpa fue de las muelas y de un dolor atroz, atroz, que aquel día me tenía frito y de muy mal humor.
Iba a ver a la abuelita que es famosa en todo el bosque por lo mucho que sabe sobre hierbas y esas cosas para pedirle un remedio, cuando me encontré con la estirada-repipi-cabeza-de-chorlito, es decir, con Caperucita Roja. La saludé con toda la amabilidad que pude pero a la media hora de escuchar esa voz chillona hablándome sobre una princesa que mordió un zapato y otra que perdió una manzana y otra que se casó con un guisante y no sé qué sobre un príncipe que se comió una rana... o al…

El mono remono

Imagen
Una mona muy mona,
menuda monada,
mondaba manises
mirando a la nada.

Y un mono remono,
menuda monada,
miraba a la mona
con cara embobada.





El mono tan mono,
menuda monada,
menea la mano
para saludarla.


La mona remona,
menuda monada,